Carrito

El drenaje agrícola y sus elementos de diseño

El drenaje agrícola y sus elementos de diseño

La actual agricultura desde hace tiempo dejó de desarrollarse sobre criterios de analogía nómada que se fundamentaron sobre la conveniencia de escoger continuamente las áreas potencialmente agrícolas para cultivarlas. El crecimiento exponencial demográfico de la población exige condiciones rigurosas respecto del uso de la tierra que no dejan espacio a la verificación de aptitud de un suelo. Bajo esta visión, el agricultor debe adaptarse a la situación del ambiente para llevar a cabo sus cultivos. Esta situación está gobernada por distintos factores que son fundamentales en la productividad de una tierra, entre los cuales uno de los más importantes es el drenaje agrícola, una actividad que desde una perspectiva empírica puede parecer fácil, pero con los fundamentos técnico-científicos que la hacen eficiente, es relativamente compleja.

El drenaje de las tierras agrícolas, a pesar de ser un factor complementario y necesario a las obras de riego, generalmente no es considerado al momento de adecuar una tierra para el desarrollo de cultivos. Esta acción incompleta del manejo del agua en un predio agrícola incide para que existan limitantes en la obtención de buenas cosechas y que estas sean continuas en una zona determinada. Áreas sin sistemas de drenaje en zonas húmedas sólo pueden ser cultivadas en épocas secas, en donde los excesos de agua eliminan la posibilidad de utilizar estas tierras en épocas lluviosas. En contraste, la falta de estos sistemas de drenaje en zonas áridas ha ocasionado que tierras potencialmente productivas queden obsoletas debido a las concentraciones relativamente importantes de sales que se adicionan y/o alteran con el agua de riego o de forma indirecta con las lluvias esporádicas, todo lo cual termina elevando repentinamente el nivel freático salobre, y que al no tener por donde evacuar crean problemas osmóticos y fitotóxicos que complican el normal desarrollo de las plantas.

En el Ecuador, los problemas debido a la falta de sistemas de drenaje agrícola desde hace tiempo han restringido el desarrollo total de áreas importantes que podrían servir para cultivar. Los problemas por exceso de agua básicamente se concentran en las provincias del Guayas y Los Ríos, propiciando en algunas zonas que la agricultura sea una actividad selectiva de tierras agrícolas y de desarrollo estacional, en donde solo se cultivan plantas de ciclo corto bajo un régimen de riego. Por otro lado, según el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca [MAGAP], en su Plan Nacional de Riego y Drenaje 2012 – 2017, menciona que se han detectado problemas de salinidad en áreas agrícolas de Santa Elena, Loja (Catamayo) e Imbabura (Salinas de Ibarra) por la falta de adecuados sistemas de drenaje.

AUTOR:
Freddy Carlos Gavilánez Luna

Descriptores:

Código Unesco: 3102 Ingeniería Agrícola; 3102.02 Drenajes

Páginas: 208

DOI:  10.26820/978-9942-826-38-1

ISBN: 978-9942-826-38-1

Loading...